La paternidad también se cuestiona, y mucho.

Hoy me toca escribir a mí, y ... Aquí va la historia, resulta que como se supone que esto de ser padres es tan “simple” y que cualquier persona que es capaz de concebir, puede criar a un niño, todos se creen con el derecho, (o el deber para con el “pobre niño”) de dar consejos, criticar y hasta meterse. Pues bien, hoy fue un día de esos.
 Estábamos de paseo, y de pronto al gordo le dan ganas de ir en brazos de mamá, el camino se nos había hecho largo por que decidimos ir bastante lejos a pie, y a ella le dolía la espalda, yo  intento explicárselo, pero nada, se retorcía y final mente ella lo cargó, hacía calor y se me ocurre que quería estar piel con piel, no es lo mismo Má en musculosa que papi en camisa. Y nos sentamos en un bar a unos metros del lugar en donde habíamos montado la “escena” para que tomara pecho. Nosotros apenas se adormeció decidimos pedir algo para comer, pero nunca falta ese comentario que te llega por detrás, una muy amable señora mayor, comenta en voz muy alta, -y si pobrecito, es igual que lo que está haciendo fulana con el fulanito, estas madres modernas que crían delincuentes, te apuesto que si le pregunto, hasta debe dormir en la misma cama, ¡depravados, homosexuales eso están criando!  . Bien, primero es mirar mal a mi mujer por amamantar “descaradamente a un niño que ya camina en medio de un bar, junto a la ventana!” Y ahora esto?
La historia vino para canalizar el mal trago y toda la bronca, ¿Qué le importa?
Y otra, no nos interesa si es bueno o si es malo! Ya basta!
El que haya sido parto natural qué? El que tome teta qué? El que sea un mimado todo el día a upa qué? El que no llore ni un segundo qué? El que duerma con nosotros  qué? Es nuestro hijo y lo vivimos como nos parece mejor! No sé, si ni me importa si es más sano, si es mejor o peor para su desarrollo o si lo va a traumar, hacemos lo que nos nace y punto!
 Acaso alguien tiene la fórmula para ser los padres perfectos? No!! Es muy simple, y se lo digo siempre a quien me critica, porque les cuento, mamis, que si a ustedes las molestan y critican imaginen lo que nosotros vivimos, cuando vienen esos machos que se la saben todas y te dicen cosas como:
-¿lo meten en la cama? Pero por favor no te dejes hacer esto!
-¿Te hace que le hagas upa y encima le laves los platos? Pero el papel que estás haciendo!
-¿No te molesta que ande mostrando las tetas a todo el mundo?
-¿quieren otro? ¿Y parto en casa? Esta loca! Por dios mira en la que te metiste!
… Etc. Etc. Etc.

Para cerrar sí, a nosotros también nos critican, nos tratan de locos, pollerudos, reprimidos y mil cosas. Yo tengo encima a toda mi familia, mi mujer no trabaja por que cuida a mi hijo pero es motivo de crítica, mi mujer a veces necesita una mano con la casa, y es obvio esta todo el día con el gordo, es motivo de crítica, mi hijo duerme con nosotros, se baña con nosotros, come con nosotros, y le respetamos sus horas de sueño lo que significa que si viene alguien y el está durmiendo, pues habla bajito y si no le gusta pues que no venga, así es como yo soy el payaso y solo vienen las personas que de verdad nos importa que vengan.  Al que no le guste nuestra manera de ser padres pues que se lo guarde y que el día en que les toque pues que lo hagan a su manera, a mi me hace feliz hacerlo como lo hacemos, la que sabe la teoría es Má, pero según la teoría lo mejor es seguir nuestro instinto y la verdad así me gusta, me siento cómodo y tranquilo.  Sé que amo a mi hijo y hago lo que siento mejor, y disfruto todos y cada uno de los momentos que vivo a su lado porque sé que dentro de unos años voy a extrañar ese despertar con la imagen de ellos abrazados, y esta aventura de comer entre manotazos, porque quiere agarrar todo, sé que voy a extrañar el cansancio de alzarlo, y esa carita de descubrir, se que más adelante habrá otras cosas, pero no quiero perderme nada. Y no me importa lo que digan los demás, me hace feliz compartir el tiempo con mi hijo y mi mujer, amo verlos cuando amamantan, me encanta jugar en el piso con ellos, y no me importa ni el lio, ni lo que dicen que puede pasar, nada se compara con disfrutar de nuestros hijos, sin reglas! Y lo peor es que a la mayoría, esta aventura se les escurre entre reglas, miedos, límites, y responsabilidades. Se dan cuenta de lo que perdieron cuando sus hijos no los respetan ni los buscan. Pero obvio tienen la potestad para dar consejos y criticar.


Gracias por leerme. Un saludo Damián.

2 comentarios:

  1. Me encantó tu post!! creo que somos muchas las mamás que escribimos y pocos los papás que lo hacéis. Felicidades por ello!!
    Siempre estamos abiertos a criticas, la verdad es muy feo como mujer escuchar los comentarios cuando das el pecho o lo que te dicen porque duermes con tu peque en la misma cama, pero lo mejor es hacer oídos sordos.
    Quiero decir, tú y tu chica sois los que educan y crían así que lo que diga el resto os tiene que dar igual aunque en ocasiones sea difícil.
    Todo lo que hacemos como padres es porque amamos a nuestros pequeños, mejor o peor pero nos nace del corazón.
    Os dejo una lectura de mi primer post ;)
    http://newlymami.wordpress.com/2013/07/12/i-want-my-body-back-2/
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias! esto me motiva! =D

      Tenes razon, el objetivo por el que escribo es para descargarme, y para hacer solidadridad con aquellas personas a las que les pasa lo mismo que a nosotros, Por que he leido a varios en nuestra situación.
      La familia de mi mujer nos apoya, han criado asi, pero por mi parte toda la familia nos tiene en la mira, y eso me da mucho de que hablar, pero si, el ser padres es proposito de critica siempre, hagas lo que hagas, asi que si, hacer oido sordo es una buena opció.

      muchas gracias por leernos, y ahora me voy a visitarte y leerte, me despertaste la curiosidad, un saludo.

      Eliminar