A la hora de dormir, elegimos el colecho.

A pesar de todos los beneficios que tiene el practicar colecho que se hemos repetido mil veces, el dormir en manada es una experiencia hermosísima, somos consientes de los pro y contras pero hoy que nuestro niño tiene un año, lo disfrutamos muchísimo, dar el pecho sin haberme despertado del todo, y seguir durmiendo como si nada, o el hecho de despertarnos apretujados y felices no tiene precio.

Mucho se habla sobre que practicar colecho trae problemas a la pareja, la verdad no lo vemos así, nosotros vivimos la experiencia como enriquecedora, el encuentro intimo, paso a ser también una proeza inventiva, nos impulso a buscar momentos y lugares fuera de los acostumbrados, y esos momentos de soledad los vivimos con muchísima emoción, y como no todo es sexo en un matrimonio feliz, existe también el encuentro familiar tanto a la hora de acostarnos, como a la hora de despertar, la mejor manera de combatir el mal humor mañanero es despertar con el discurso de nuestro niño, y relajarnos mientras nos reímos de las caras y gestos del gordito, en nuestra humilde opinión el colecho es muy enriquecedor para la pareja, y la rutina familiar.


¿Qué opinan ustedes? ¿Cómo viven la experiencia de dormir en manada? 

Gracias por leernos. un Beso. Damián y Huara

No hay comentarios.:

Publicar un comentario