Chicos, los felicito, van a ser padres…


… woou!!! - ¡Que noticia! Les queremos contar hoy, como fue enterarnos que seriamos Papi y Má.

Resulta que hacía unos meses que convivíamos, trabajábamos a full, (en ese momento ambos éramos mozos, (camareros) en una zona muy turística en plena temporada y pues entre una cosa y otra se ve que me olvide de tomar una pastilla, y bue…

 Resulta que antes de tener ningún síntoma, yo estaba segura de que estábamos esperando un bebe, así que sin ver a un medico todavía, empecé con el acido fólico, y modifique mi dieta. Y aun que suene loco avise en el trabajo que a fin de mes renunciaba.

Mi ginecóloga casi me mata cuando le conté, y me mando a hacer una ecografía para que estuviéramos totalmente seguros, pues según mis cálculos había quedado embarazada hacia una semana. Resulta ser que el 8 de enero nos fuimos a hacer la primer ecografía, ese fue el primer día que sentí náuseas.

El doctor, me pregunto el motivo de consulta, y le dije que tenía dudas si estaba embarazada. Resulta ser que en realidad era muy temprano para ver de manera clara, pero si se veía un saco embrionario pequeñito. Chicos, los felicito, van a ser padres. Según la computadora y mis cálculos el gordo había llegado alrededor del 25 de diciembre, dos semanas antes. Así que chocha! Papi con susto, pero felices.

Fueron días complicados y extraños los que siguieron después, mi cuerpo empezó a demostrar síntomas, y las hormonas hicieron lo suyo. Los miedos, Las dudas, los planes que teníamos, y mil cosas en contra, la culpa por pensar todo esto, y la euforia, la alegría, llanto, rabia, mas risa, bue, locura total, lo mismo Papi, somos muy jóvenes aun estamos estudiando en la universidad, aun no tenemos ni casa, ni auto, lo que significa que no estábamos “listos” para ser padres, y realmente nuestras primeras charlas sobre el tema fueron estas. Hasta Una persona muy cercana nos llego a proponer un aborto a lo que respondí de manera violenta a los gritos insultos, y mucho asco, y provocó un par de discusiones con Papi, (ya que es un familiar muy directo) a mí en ningún momento se me hubiera ocurrido pensar en algo así. No critico a quien sí, pero yo ni loca! Menos sabiendo que el embarazo que fruto de un amor muy grane. Y que Papi es un hombre con todas las letras y que lo podíamos llevar adelante, porque somos jóvenes pero no tontos.

Los ubicaré mejor en nuestra situación, teníamos tres años juntos, como novios formales, estábamos por casarnos en septiembre. (fecha probable de parto!) y casi seis meses de convivir, los sueldos en negro, departamento pequeñísimo, alquilado, 20 años yo 25 Papi, y para empeorar las cosas si estaba embarazada no podía trabajar ni hacer esfuerzos ni nada porque tengo una prótesis en la columna, así que en casita tranquilita.

Resulta que en contra de los contratiempos, y de varias personas. Apostando por la familia que ya éramos, decidimos ponerle todas las pilas al embarazo. Solamente escuchando las pocas felicitaciones, Y haciendo oído sordo a las palabras necias, vivimos el embarazo de la manera más hermosa, con poco en cuanto a nivel material pero con muy buena onda y mucho amor, me dedicaba todo el tiempo a hacer afirmaciones, apostando por la familia que estábamos construyendo. Teníamos miedo, pero como nos gusta estudiar, contratamos internet, y me pase los 7 meses de embarazo leyendo, sobre todo lo que se relaciona con los bebes y el embarazo, nutrición de la futura madre, estimulación prenatal, parto respetado, lactancia materna, psicología positiva, crianza con apego y natural, etc etc etc. Lo cual me ayudo mucho, está bien que la teoría no es lo mismo que la práctica, pero informarme me tranquilizó muchísimo, al igual que el curso de preparto y el taller de lactancia. Lo que ayudo mucho a Papi.

Resulto que nuestras conversaciones, de estar basadas en el – ¿y ahora que hacemos? Se transformaron en – vamos a hacer tal cosa, tal otra- y el entusiasmo crecía, durante el primer trimestre le llamábamos simplemente bebe, cuando supimos su sexo ya lo nombrábamos, y yo tenía larguísimas charlas con él, ya que Papi trabajaba mucho y pasábamos solitos la panza y yo casi 10 horas. Pero no faltaba oportunidad para estar juntos los tres! Y planear, soñar, y vivir el embarazo que es tan corto, (aun más el mío que duro 8 meses)  y así fue como el 20 de agosto de 2012 salimos de casa, para llegar a la clínica donde a las 22:25 nació nuestro Leo, pero esa es otra historia!


Decidimos contarles esto porque nos dimos cuenta en este tiempo, que hay muchas cosas establecidas que quizá no nos permiten disfrutar de lo que realmente importa. ¿Acaso solo quienes tienen entre 25 - 35 años con un matrimonio de cinco, dos coches, casa propia, carrera exitosa, y una cuenta en el banco son los que serán buenos padres? ¿Acaso el tener un hijo te anula las posibilidades de desarrollarte y crecer? Nosotros pensamos que tener un hijo es renovar los aires, y encontrar en el día a día un  incentivo más, para mejorar en todos los aspectos, como pareja crecimos muchísimo, nos conocemos muchísimo más, nos amamos más, estudiar seguimos estudiando, nos mudamos a un departamento más amplio, Papi cambio de trabajo y Má tiene la posibilidad de estar tooodo tiempo con Leito!! Y sinceramente maduramos muchísimo el modo de pensar y de actuar cambio muchísimo en este tiempo, y lo más importante fue que lo hicimos como pares, que crecimos y maduramos como pareja, tenemos mil proyectos, sueños, y logros en comun, y eso nos hubiera tomado muchísimo tiempo si no hubiéramos sido padres.


¿A ustedes les paso algo parecido? ¿A que edades fueron padres?  Porfa si quieren responder a nuestras preguntas, proponer temas, dudas, contarnos su experiencia dejen un mensaje.

Gracias por leernos, les dejamos un beso, Huara y Damián

No hay comentarios.:

Publicar un comentario